top of page

Un rezo por el parto en los nuevos tiempos

Actualizado: 24 feb 2021



La intención que nace al compartir estas fotografías de mi propio parto, es un acto revolucionario para mí, donde busco empoderar a más familias a vivir de los nacimientos, experiencias inolvidables, llenas de seguridad, confianza y armonía.


Esta vez no quiero hablar de los beneficios que el parto trae a la vida de los bebés y las madres, estos ya son bien conocidos y avalados por evidencia científica (si es que aún dudas de tu naturaleza): En este texto no busco que sea informativo, como dije al principio, les comparto este momento lleno de intimidad para mi familia, alzando mi voz, desde mi propia vulnerabilidad, donde encuentro un fuerte poder.


Hoy canto con mi palabra para que llegue a ti esta lucha, que engloba a su vez muchas luchas, donde queremos acabar con los abusos, donde no queremos que el nacimiento siga siendo un negocio más, donde queremos que se hable con la verdad, donde se preserve lo natural y se normalice parir en calma, sin tiempo, donde acompañar sea el soporte y no se impongan los ritmos, donde la naturaleza de mi cuerpo dicte los movimientos y yo este preparada escuchando para fluir.



Que los médicos estén actualizados en función a su noble labor, favoreciendo la integridad de las mujeres y sus familias, que se desvanezcan los mitos, que nos informemos para no dejarnos engañar, que podamos decidir lo que queremos para nuestro cuerpo, que nadie lo corte, que nadie lo pique, que nadie lo toque si no es nuestra decisión, que existan cantos o que todo esté en silencio, que me abrace mi pareja o que me tome de la mano mi madre, todo eso es mi decisión al parir.


Que existan más partos donde nadie nos diga cuándo será el nacimiento, que se normalice tener partos que comiencen de manera espontánea, que las intervenciones sean realmente válidas y avaladas, que dejen ser procesos de rutina y protocolos que interfieren con la propia salud, que las cesáreas salven vidas y dejen de ser mayoría.


Que tú, mujer y hombre dejen de creer ciegamente en lo que una bata blanca les dice sin priorizar tus deseos y planes, que sepas que hay ya muchas opciones, que leas, que te asesores, que pidas ayuda si no sabes, que pongas límites a todos los que opinan y te llenan de miedos, que estés rodeadx de gente que suma y te llena de confianza, que sepas que todas las historias de terror que cuentan de los partos son una bola de nieve de prácticas innecesarias y que sepas que el parto deja de ser natural cuando algo de afuera entra a ti.


Hoy te digo que alces tu voz, que sí puedes, que tu cuerpo sabe hacerlo, que tú generas tu propia oxitocina y que eres capaz de sentir cada apertura de tu cuerpo, que eres la madre/padre perfectx y que puedes contar conmigo si hay dudas en ti.


Para más información sobre los beneficios del parto natural y de todo lo que esto abarca, escríbeme un mensaje directo y te hago llegar información científica y que dice la OMS.



En México llevamos más de 20 años de atraso respecto a algunos países en la implantación de las recomendaciones para la atención al parto de la OMS, sus ginecólogxs, deben basarse en estas recomendaciones todo el tiempo, y créanme, hay pocas causas reales para las cesáreas e intervenciones.


Actualmente, la mayor parte de los nacimientos son por cesárea, y muchas de estas decisiones son fundamentadas en mentiras, y sobre todo ignorancia.

Así que si la ignorancia se presenta, aquí te digo que te informes. Que puedes, hay recursos suficientes. Existe mucha información por todos lados a favor de los partos humanizados, la lactancia materna, el movimiento libre, la crianza en casa, etc. Niños libres, sin programaciones y adoctrinamientos.

La decisión nos corresponde a padres, tíos, hermanos, ...todas las relaciones de nuestros niños. De informarnos sobre lo que es realmente. Desmitificar los procesos y metodologías hospitalarias que trasgreden la salud mental, emocional, y física de las familias, impactándonos desde la forma en la que nacemos.


Recuerda que estar gestando a un bebé, parir naturalmente, sembrar la semilla, todos son procesos naturales de nuestro ser humano. Así que lo único que se requiere para que vivas esos hermosos momentos, es de tu ser, tu presencia y de quienes llevas en el corazón.



Creo fielmente que la forma en la que nacemos impacta en nuestra vida, el desarrollo físico, motriz, nuestra relación sensorial, y el encuentro espiritual.

Veo claro cómo un nacimiento rezado, tiene una fuerza energética muy singular, y es radiante aquella criatura nacida de un parto rezado. Esta voz que hoy tomo es porque más niños nazcan alrededor de un acto ceremonial, que así también nazcan padres conscientes, presentes, familias colaborativas y unidas. Que se reconozca una vez más el poder de la mujer para alumbrar, el de un padre para sembrar, y el de un niño para iluminar.

Te invito a pasar al siguiente enlace, en donde compartimos la iniciativa de Naciendo Consciente referente al parto humanizado.

Gracias


68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page